miércoles, 24 de mayo de 2017

La infidelidad televisiva en la era Netflix, causal de divorcio en grado de tentativa


Carlos Lara G.

Conservo gratos recuerdos de infancia en los que el televisor nos unía en torno a un programa, por malo que fuera, una película, recreaba la visita de algún familiar, o bien, hacía solo de banda sonora de alguna conversación. Sí, conversación, eso que nos ha arrebatado la tecnología. En aquella escaza, carente y decadente programación televisiva, descansaba el poder de convocatoria del ahora descontinuado televisor, que lograba reunir a la familia. Paradójicamente las pantallas actuales, con su enorme riqueza y diversidad de contenidos tienen al mismo tiempo un poder disolvente, entre otras cosas porque hoy es posible tener una en cada habitación, con una programación de contenidos diferenciada, personalizada. Por tanto, nuestra comunicación actual, dice el analista camerunés Dominique Wolton, es tecnológicamente más más rica, pero humanamente más pobre.

Nuestra evolución (o involución, según se mire), en ese tránsito de homo sapiens a Phonosapiens, nos han llevado a estar permanentemente conectados a un dispositivo móvil para atender el trabajo y las redes sociales. Dentro de esta conexión permanente encontramos el contenido relajante de plataformas como Netflix, y si es en compañía de nuestra pareja, aún mejor, pues puede ser el único momento del día en que estemos realmente juntos y no conectados. Si decidimos ver una serie y esta resulta enganchadora, la conversa pasa a segundo plano; la emoción sube de tono después del tercer capítulo y esto hace que exista una especie de pacto tácito entre los dos para no tomar la delantera en los capítulos siguientes, si alguno de los dos llega a quedarse dormido, tiene demasiado trabajo o debe salir de viaje, ya que los dispositivos actuales de comunicación móvil lo permiten. Para este nicho de consumidores televisivos, que necesitan hacer esa fidelidad manifiesta, una empresa británica de helados, ha desarrollado un par de anillos para que la series seleccionadas solo puedan ser vistas estando juntos y no por separado. Funciona mediante una aplicación que bloquea los episodios cuando los anillos no están juntos, por tanto, habrás de esperar a tu pareja para continuar la serie. Una suerte de castidad o renovación de votos ante la pantalla para las nacientes familias de la era Netflix, que promete aligerar el trabajo de los juzgados civiles, en la también era de los divorcios exprés. Si consideramos que la comunicación masiva es cada vez más personalizada, incitar a la “convivencia” en pareja, mediante estímulos condicionados puede tener mérito. Que levante la mano  quien no haya tenido un problema con su pareja por adelantar capítulos. Vamos, esto podría ser causal de divorcio en grado de tentativa.

Este par de anillos que evitan caer en la infidencia televisiva, funcionan con la tecnología denominada Near Field Communicattion (Comunicación de campo cercano) que sincroniza con la plataforma de video-streaming seleccionada. El sistema es inalámbrico, de corto alcance y alta frecuencia, lo que permite el intercambio de datos entre dispositivos. Es el mismo sistema que utiliza Apple Pay de Apple y aquellos servicios de pago, programas de fidelización a clientes, crédito en el transporte público. En este caso Netflix, Hulu, Amazon Prime Video son algunas de las plataformas con las que funcionan estos anillos de fidelidad televisiva. Supongo que quienes los compren prometerán mutuamente ver sus series favoritas juntos por siempre, en la salud, en la enfermedad, amándose y agasajándose todos los días de su vida, hasta que las radiofrecuencias los separen. Es más, podrían programar la descarga de la aplicación para que se activase al decir al unísono: sí, acepto.

Este nueva relación marital, nos muestra una feseta más de la endocolonización de la que hablaba Paul Virilio hace algunas décadas, cuando decretaba que la evolución del hombre había llegado a su fin, como la conocíamos, en el momento que el cuerpo humano fue invadido por la tecnología. Solo que en la actualidad no es necesario endocolonizar el cuerpo, hoy se hace a través de la tecnología ponible (wearable technology). Seguramente los anillos serán un complemento de la tecnología corporal y los matrimonios cada vez más llevaderos por este tipo de estímulos condicionados. Seguramente se venderán como moneda social, y la gente los comprará por el estatus que conferirán de consumidores de series televisivas conyugalmente responsables.

No sé ustedes, pero cada vez me convenzo más de la necesidad de volver a hacer simbiosis con la naturaleza y dejar a la tecnología que haga lo que bien sabe hacer, resolver problemas sociales. La tecnología puede ser una herramienta a nuestro servicio, pero no; nos empeñamos en ser nosotros quienes estemos al servicio de ella. La vida en pareja puede ser más sencilla y divertida, más cuando se trata de convivir a partir del entretenimiento, y no solo a partir de un entretenimiento condicionado.

2 comentarios:

Sjoberg Anna dijo...

Hola, que milagroso trabajo del gran Dr. Amiso. Leí un artículo sobre su trabajo y fue tan maravilloso por las cosas que hace que es maravilloso y excelente. Necesitaba ayuda para recuperar a mi ex esposa, y vi críticas maravillosas del Dr. Amiso y me puse en contacto con él, independientemente del hecho de que no tenía la intención de creerle y él me dijo que ayudar a las personas es lo que él hace feliz. ¿Puedes creerlo? Estaba tan aliviado de mi trauma emocional después de hablar con él y él me dijo que prepararía un hechizo de amor para mí, que traería a mi ex esposa de regreso en 24 horas. No podía entender cómo hacerlo, pero él me aseguró que mi ex esposa volvería a mí muy pronto, después de seguir sus instrucciones, preparó el hechizo de amor y mi ex esposa regresó a mí dentro de las 24 horas. Estaba muy feliz y hoy, mi ex esposa y yo estamos pasando el mejor momento. No sé por lo que estás pasando hoy, pero puedo asegurarte que el gran Dr.Amiso puede ayudarte. ¿Se trata de problemas matrimoniales o de salud, promoción laboral y éxito, casarse a tiempo con la persona adecuada, o quedar embarazada sin un aborto espontáneo, o desea ser reconocido en todo el mundo? Cualquier tipo de problema en absoluto contacte al Dr.Amiso. Solo las personas serias o los clientes que necesitan su ayuda pueden enviarle un mensaje de respuesta inmediata a través de su correo electrónico a través de: herbalisthome01@gmail.com

yisus dijo...

una infidelidad es muy difícil y si aparte esta se va a un juzgado para temas de custodia si hay niños o repartición de bienes es difícil que una persona reconozca la traicion por lo cual es necesario contratar a peritos informaticos que se ocupen del tema, si no conocen alguno les recomiendo este peritowhatsapp.com